octubre 26, 2017

Sexto grado

La niña y el niño de once años está involucrado en una transición, empieza a moverse de la conciencia poética hacia una búsqueda de la verdad en la forma de conceptos científicos. Es un paso firme e intencional hacia el mundo exterior.

Con una mayor conciencia de sus cuerpos físicos, llega el momento correcto para estudiar el cuerpo físico de la Tierra: La configuración y los contrastes de nuestro planeta, la distribución de los océanos, mares, continentes y masas montañosas, así como los climas. Este estudio se aplica específicamente a la Geografía.

Se inician los primeros conceptos básicos de la Física. La Acústica, o teoría del sonido, nos lleva desde las experiencias familiares de tono y lenguaje, observando cómo se hace la música, hasta la experimentación con fenómenos sonoros de otros tipos. Descubren que ellos también tienen un instrumento musical en su interior, la laringe.

Los experimentos de Óptica empiezan también con experiencias familiares en el ámbito de la belleza. El estudio del color en el mundo empieza con el sol. Los experimentos con luz artificial y sombras en el salón de clases nos llevan al arco iris y el prisma. En todos estos estudios se llega a los principios que subyacen a los fenómenos de luz y color como producto de las experiencias concretas, en lugar de que se les enuncie de manera teórica antes de realizar los experimentos.

La Historia pasa de la historia antigua a la moderna. El niño es capaz de comprender la historia como una secuencia temporal de relaciones causa-efecto. Estudian la declinación de Grecia, el surgimiento y caída de Roma y los efectos de estas dos grandes culturas sobre nuestra forma de civilización hasta la Edad Media. Los romanos fueros los más fuertemente dominados por el mundo físico y su estudio permite que los niños vinculen en un sentido histórico lo que experimentan en su propio cuerpo. Todos sus logros —ciudades, acueductos, caminos, el ejército romano y su conquista del mundo occidental—  coinciden con un sentimiento de omnipotencia que tiene un niño de sexto año. De gran importancia es, entonces, que ellos tenga el ejemplo de cómo los excesos del periodo romano llevaron a la caída del Imperio y a la Era de la Oscuridad.

Matemáticas continúa ejercitando las disciplinas aprendidas en los grados anteriores y se avanza hacia el estudio de los porcentajes y las proporciones, las relaciones entre las cosas. La Geometría reúne todos los años de rondas, movimiento, dibujo de formas, etc., en construcciones exactas utilizando el compás, las reglas y los ángulos rectos.

En Pintura se trabajan sombras, paisajes y contrastes de color. En trabajo manual se relaciona con forma y estructura y continúan desarrollando sus habilidades en el taller de Tallado de Madera creando objetos de uso práctico.

La práctica y el estudio del español se refuerzan con ejercicios de composición con estructuras gramaticales definidas.

Sexto grado es la puerta de entrada a la pubertad y al idealismo. Este año es considerado tanto un final como un comienzo.

Show Buttons
Hide Buttons