octubre 25, 2017

Primer grado

El niño descubre en este año que detrás de todas las formas subyacen dos principios básicos: la línea recta y la línea curva, y encuentran estas formas en todo lo ven. La curva y la recta se practican caminando, dibujando en el aire y en la arena, sobre el pizarrón y finalmente, en el papel. Estos dibujos de forma entrenan habilidades motoras, despiertan los poderes de observación de los niños y ofrecen una base para el trazo de las letras, los números y, más tarde, la geometría.

Las letras del alfabeto se descubren en los cuentos de hadas y otras historias, no como signos abstractos sino como algo con lo cual los niños tienen una relación real: La “S” puede ser una serpiente sinuosa, la “M” puede estar oculta en el pizarrón, en un dibujo de montañas. Dibujo y pintura dan orígen a las letras.

En cuanto a las matemáticas, se parte de un todo que hay que repartir y no de partes que hay que acumular experimentando así sus cualidades sociales y morales. Para empezar a contar se utilizan piedras, semillas u otros objetos naturales. Repiten los números en coro llevando el ritmo con las manos o con los pies. Sólo después de experimentar la práctica de sumar, restar, multiplicar y dividir se introducen los símbolos de estas operaciones.

Comienzan con el aprendizaje de la flauta en la escala pentatónica, lo que les permite desarrollar la coordinación de los dedos, la concentración y el control de la respiración, a través de un sonido siempre armonioso. El canto es un eje central de la actividad diaria.

En clase de manualidades, tejer es una actividad indispensable. Existe una relación estrecha entre el movimiento de los dedos, el habla y el pensar y esto se estimula a través del tejido. Comienzan a tejer con los dedos y luego pasan a usar las agujas, idealmente hechas por ellos mismos. También llevan adelante un proyecto de telar. Esta destreza se desarrolla, además con el modelado en cera, realizando figuras relacionadas con las historias y cuentos de hadas que se cuentan en clase principal.

En arte van a trabajar princialmente con acuarelas para poder tener una vivencia emotiva del color e ir descubriendo la formación de todos los colores a través de los primarios.

En el aprendizaje del inglés como lengua extranjera los niños cantan rondas por las que adquieren rimas y ritmos propios de la lengua inglesa, y mediante la narración se les expone al lenguaje coloquial.

En la clase de movimiento se va transformando el cuerpo físico a través de la voluntad. Correr, esquivar, corretear, reptar, saltar la cuerda, dar palmadas rítmicamente y ejercicios de equilibrio les permite encontrarse en el espacio y trabajar el sistema muscular y rítmico. La orientación física es de vital importancia: derecha/izquierda, arriba/abajo, frente/atrás, coordinación y destreza física. Esto se lleva a cabo también en clases de teatro.

Los niños realizan experiencias en el huerto que les permite mantenerse siempre en contacto con la naturaleza y luego cosechan y elaboran juntos los alimentos que comparten en la clase de cocina. Con esto pueden tener la experiencia de la generosidad de la tierra en sus frutos y el valor del trabajo compartido puesto en la comida que comen.

Tienen una sesión de trabajo práctico a la semana en la cual se realizan las tareas domésticas del campus que benefician a todos, desarrollando un sentido de colaboración en comunidad.

El Blog de Arbol de Vida

¡ Tenemos inscripciones abiertas !

Show Buttons
Hide Buttons