Educando a través de los 12 sentidos


Elaboración y recopilación por Nelson Aulestia, para un taller con padres y madres de familia.


El Blog de Arbol de Vida

Con el desarrollo de la Psicología y la Neuro-ciencia se va evidenciando, cada vez más, la valiosa contribución que Rudolf Steiner realizó para comprender a profundidad el ámbito de los sentidos que caracteriza la percepción del ser humano.

En este contexto entendemos por SENTIDO aquella función que nos permite percibir, tanto a nosotros mismos como lo que está allá afuera en el mundo exterior. La función de cada sentido se apoya en su respectivo órgano físico.

Todos conocemos algo sobre los cinco sentidos: tacto, vista, gusto, olfato y auditivo. Sin embargo, de acuerdo a Rudolf Steiner, estos sentidos no abarcan ni explican toda la basta gama de percepciones humanas, como por ejemplo: de nuestro movimiento, del equilibrio, del estado de salud, de la temperatura, de la palabra (lengua o idioma), del pensamiento y del yo (identidad) de otra persona.

Como respuesta inicial a lo antedicho, en base a la forma como percibimos, podemos darnos cuenta que existen tres formas de relacionarnos con el mundo, en las cuales podemos identificar tres tipos de sentidos correspondientes a cada una de ellas.

Esto es, como ser integrante de este mundo puedo percibir:

  1. Mi propia interioridad. (mediante los denominados sentidos inferiores).
  2. El mundo exterior de la naturaleza que incluye los reinos mineral, vegetal y animal, así como los objetos que en base a ello ha elaborado el ser humano. (Mediante los sentidos intermedios)
  3. El mundo exterior de los demás seres humanos donde también puedo percibir algunos elementos de su interioridad. (Mediante los sentidos superiores)

SENTIDOS INFERIORES

Este primer grupo está conformado por los sentidos de la Autopercepción, los mismos que hacen posible que podamos percibir lo que sucede en nuestra interioridad.

Se relaciona con el centro anímico de la VOLUNTAD.

1. El sentido del tacto

El sentido del tacto se extiende por toda la periferia de la piel. (Papilas táctiles)

Este choque con el mundo despierta ante todo la conciencia de uno mismo, la sensación de: “aquí estoy yo”, “allí está el mundo”.

En base al contacto con el exterior, el niño se forma una imagen y con el tiempo internaliza un concepto.

2. El sentido vital o cenestésico

Recoge el escenario vital que le transmiten ls órganos del cuerpo. Nos informa si tenemos hambre, cansancio o algún malestar orgánico. Percibimos la vivencia de la integridad, la sensación de estar arraigado dentro de uno mismo.

De su desarrollo dependerá no sólo la medida de confianza en nosotros mismos y en la existencia, sino también el desarrollo de una vigorosa y sólida vida anímica y volitiva.

Una constante preocupación y cualquier forma de miedo se irradian a todo el cuerpo y amenazan el sentido vital.

3. El sentido del movimiento propio o kinestésico

Por medio del sistema muscular somos miembros dinámicos del mundo (esquema corporal). Este sentido transmite la sensación de reposo o movimiento y nos permite captar movimientos dentro de nosotros (movimiento de las extremidades y torso, al caminar, erguirnos, sentarnos y movimientos más sutiles) y fuera de nosotros (le ayuda al ojo a pasear por la periferia de un círculo y tomar nota de su redondez, de su tamaño).

Son los músculos del ojo y el sentido del movimiento propio los que perciben la forma de los objetos.

4. El sentido del equilibrio

Está sentado en un órgano conocido como canales semicirculares en el oído.

Este sentido percibe la relación entre la fuerza de gravedad de la tierra y nuestro propio cuerpo. Valiéndose de la posición relativa del cuerpo en el espacio tridimensional, ellos nos informan sobre nuestra relación con el mundo circundante y nos permite acomodarnos y comportarnos en el espacio sin pérdida de equilibrio.

Su desarrollo se relaciona con la disposición para la matemática.


¡Tu puedes ayudar para que este proyecto siga creciendo y beneficiando a más pequeñitos!


¿Te ha gustado esta publicación? compártela y/o déjanos tus comentarios abajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons